¡Apóyanos con tu Donativo!

Inicio arrow Boletín arrow Biografía Karla Avelar.
Biografía Karla Avelar. PDF  | Imprimir |  E-Mail

Biografía de Karla Avelar.

Karla Avelar es además de ser la primera persona salvadoreña en ser nominada al premio Martin Ennals, es también la primer mujer transgenero en ser finalista para tan preciado galardón enfocado a los derechos humanos.

 
Karla Avelar ha dedicado su vida a defender, nacional e internacionalmente, los Derechos Humanos de las personas LGBTI, de las personas afectadas por el VIH, de las y los migrantes y de las personas privadas de libertad en situación de vulnerabilidad y de las víctimas de discriminación por causa de orientación sexual o identidad de género.

Karla, mujer transgénero de 39 años (7 de enero de 1978) nació en El Salvador, en una familia profundamente católica y pobre, donde la falta de educación y un ambiente extremadamente opresivo conservador propició abuso sistemático y finalmente violencia sexual a los nueve años de edad. A esta edad huyó a la capital donde vivió en las calles expuesta a la violencia continua, el crimen y las drogas. A la edad de once años, fue forzada a ejercer el trabajo sexual y pronto se convirtió en víctima de violencia, extorsión, amenazas y violaciones sexuales de miembros de pandillas, policías y clientes.

En 1992, un asesino en serie, miembro activo del ejército le atacó con nueve impactos de bala, propinándole lesiones graves, sobreviviendo un estado de coma de dos meses. Mientras se recuperaba, se le informó de su estado VIH positivo en una forma discriminativa y abusiva. Estas experiencias de continua exposición a la violencia y de supervivencia diaria convirtieron a Karla en una activista de Derechos Humanos. En en 1992 se convirtió en una de las primeras mujeres trans en El Salvador en hacer público su estado VIH positivo por razones políticas y en lideresa de la lucha el derechos a la salud integral de las personas LGBTI con VIH y privadas de libertad.

En 1996, Karla fue una de las fundadoras de la primera asociación de personas trans en El Salvador, ASPIDH, y en 2008 fundó la primera organización de mujeres trans viviendo con VIH, COMCAVIS TRANS.

En 1997, fue lesionada de nuevo por miembros de la pandilla MS-13 por negarse a pagar la extorsión, propinándole cinco impactos de bala; un año más tarde, Karla, fue procesada y encarcelada por su actuación en ataque sufrido por ella y una amiga de parte de tres hombres cuya intención era asesinarlas. En esa ocasión Karla actuó en legítima defensa lesionando a uno de sus atacantes por lo que fue sentenciada a varios años de prisión. En la cárcel Karla compartió celda con varios de los pandilleros que años atrás habían intentado asesinarle. Lo que le conllevó violaciones sexuales múltiples y tortura, sin acceso a justicia y la negación de su derecho a tratamiento médico.

En 2013, Karla se convirtió en ser la primera mujer trans en presentarse ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (IACHR) y en denunciar al Estado Salvadoreño por discriminación y crímenes de odio en contra de personas LGBTI. Dos años después participó en el Examen Periódico Universal (EPU/UPR) en el Consejo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra, junto a otras organizaciones presentaron un reporte alternativo que se convirtió en el primer documento de Naciones Unidas de recomendaciones para el Estado de El Salvador en asuntos LGBTI.

Las continuas amenazas y ataques constantes a su persona, solamente han conseguido fortalecer su determinación para revelarse y luchar en contra de las injusticias, cuando su compañera Tania Vásquez fue asesinada el 4 de mayo de 2013, ella presentó una denuncia ante las autoridades correspondientes, a lo que la oficina del Fiscal General de la República respondió con la amenaza de arrestar a Karla y una orden de registro y la confiscación del equipo técnico- electrónico de COMCAVIS TRANS.

En los últimos dos años se ha visto obligada a trasladarse de vivienda en cinco ocasiones por motivos de seguridad, ella recibe amenazas constantemente. Su determinación en la denuncia de oficinas gubernamentales por su inacción y falta de respuesta frente ante los ataques en contra y asesinatos de la personas LGBTI cometidos por miembros de pandillas, oficiales de policía, miembros de las fuerzas armadas, y grupos clandestinos de exterminio, le han expuesto también a persecución política.

Karla es una tenaz promotora de reformas legislativas destinadas a garantizar los Derechos Humanos de las personas LGBTI, ella continúa demandando protección de las autoridades y una aplicación efectiva de la justicia.

Hoy, a pesar de las continuas amenazas de pandillas y demás grupos armados, Karla continúa su lucha. Su sueño es caminar por las calles de El Salvador sin ser avergonzada, discriminada o criminalizada, vivir seguramente y para disfrutar de la vida con su familia. 

 
< Anterior   Siguiente >

@ twitter